Los chicos son el futuro de la liga

Este sábado, en el Club Comunicaciones durante el Campamento de Menores, se presento oficialmente a Gabriel Corsini como Coach de la Categoría, y aunque si bien no esta definido el puesto que va a ocupar, no hay dudas de que va a ser clave su aporte para el desarrollo de los jugadores que, el día de mañana, serán parte importante de la liga, tanto a nivel Mayores, como en la Selección Argentina.

Gabriel, a pesar de ser muy joven (tan solo 21 años), tiene un curriculum envidiable en cuanto a su experiencia en este deporte. Habiendo jugado un par de años en Menores, en el equipo Coyotes, en el 2010 accedió a un viaje que le cambio la visión en cuanto al juego, y que lo potenció de manera inimaginable; hablamos de su viaje a México gracias a un intercambio realizado por la Liga, mediante el cual estuvo en suelo azteca por un mes, hospedado en una casa de familia, y entrenando todos los días en uno de los equipos mas destacados de la Liga Juvenil, los Redskins del DF.

Tras su vuelta a la Argentina, fue incluido en el Draft 2010, en donde, en el 3er pick de la primera ronda, fue elegido por Legionarios para formar parte de sus filas.

Y al año siguiente, del 2011 hablamos, tuvo un año soñado por cualquier jugador, saliendo campeón de la Liga con Legionarios (anotando el único TD de la final), y destacándose en los partidos de Selección, tanto en la de Buenos Aires (donde derrotaron a Córdoba),  como en la Sub-21 (venciendo a Uruguay) en donde fue el MVP del partido.

Por esto, la liga no dudo en que seria ideal para aportar toda su experiencia como coach de menores; y tras su anuncio nos acercamos a compartir unas palabras con el, sobretodo para conocer su visión con respecto a este nuevo desafío que se le presenta,

¿Cómo te sentiste cuando te  nombraron entrenador de Menores?
Muy feliz, porque como yo empecé en esa categoría, y fui aprendiendo mucho en ese proceso gracias a los diferentes coachs que tuve, tanto en menores, como en México, y en la Selección,  tenia muchas ganas de poder brindar toda mi experiencia a los chicos.

Tras un gran año donde saliste campeón con Legionarios, con la Selección de Bs. As. y con la Selección Sub-21, ¿crees que es el momento correcto para asumir otra responsabilidad como es la de ser coach?
Si porque mas allá de ser una responsabilidad, me gusta y lo disfruto mucho. Tanto jugar en Legionarios, como en las distintas Selecciones, me da mucha alegría, y esta nueva etapa no va a ser la excepción.

A lo largo de estos años te dirigieron varios entrenadores, ¿hay alguno al que quieras copiar, o seguir como ejemplo en particular?
No particularmente uno, sino tomar cosas de todos los coachs que tuve, como la forma de ser de Viviano, la exigencia de Raúl, la inteligencia de Gaby a la hora de ver el juego, el entusiasmo de Allan por nombrar algunas cosas; y a eso sumarle mi propio “ser”.

Bueno y ya que hablamos de tu propio “ser”, ¿qué preferencias tenés en cuanto al sistema de juego?
A mi me gusta mucho la ofensiva, todo lo que sea corredores, y mas que nada me especializo en la línea ofensiva, que me parece sumamente importante para el juego.
Y aunque me gusta mas la ofensiva terrestre que aérea, voy a intentar alternar para que no sea previsible nuestro juego. De todas maneras eso se va a ir viendo según las cualidades de los jugadores obviamente. Además, al haber jugado en todas las posiciones en la ofensiva, siento que le voy a poder dar a los chicos muchos consejos desde el lado de la experiencia.

¿Qué expectativas tenes para con este nuevo desafío?
Aportar lo que se, fundamentalmente que los chicos aprendan, ya que son el futuro de la liga y es muy importante abocarse a ellos. Sobre todo hacer que les guste el deporte, que lo disfruten y no lo hagan por obligación sino por ganas. Y transmitirles que es un deporte hermoso, que junta a las cualidades físicas y mentales con el compañerismo.

El hecho de que seas tan joven, y que haya poca diferencia de edad entre vos y tus dirigidos, ¿no crees que vaya a afectar de alguna manera?
No, porque siempre trato de separar las cosas. Aunque haya poca diferencia de edad, yo se que pongo los limites, y que cuando me ponga la remera de coach soy el coach y listo. Y en cuanto a los chicos de menores que ya conozco, de los cuales muchos son mis amigos, ellos saben como soy, porque cuando era compañero de ellos, y era capitán, sabían que me tenían que hacer caso; y si bien voy a tratar a todos por igual, a los que ya conozco les voy a exigir el doble porque sé cuanto tienen para dar.

Si te diera a elegir entre salir campeón con Legionarios, ganar con la Selección, o campeonar como entrenador en Menores, ¿con cuál te quedas?
Sin dudas con Legionarios, porque es mas satisfactorio ya que es un proceso de todo un año de trabajo. Por otro lado jugar en la Selección es un orgullo, y lo tomo como un regalo después de toda una temporada a full. Y como coach es muy pronto todavía, por eso no la elegiría, ya que este primer año va a ser para crecer, para ir acostumbrándome a dirigir; además lo principal es enseñarle a los chicos, que aprendan a disfrutar del deporte, por eso no tengo como prioridad ganar, sino que ellos formen como jugadores antes que nada.

Después de haber compartido una mas que grata entrevista, nos despedimos de el deseándole lo mejor para este año 2012, en donde se enfrentara a este nuevo desafío, y además tendrá la difícil tarea de repetir lo hecho la temporada pasada, tanto a nivel equipo, como a nivel Selección.